lunes, noviembre 05, 2007

Soundtrack de una historia (un comercial)

Antes que nada, pido permiso al señor Calamaro para que me deje atravesar el tiempo.
Ahi vamos!

Cuando te conocí andábamos sin documentos. Tú usabas esos lentes redondos y yo aún salía con el último que me había abandonado. Recuerdo que te gustaban mis cuadernos de Estudios Generales.


Un día, hace diez años, te levantaste temprano, como nunca en la universidad, te miraste al espejo y dijiste: hoy es el día. Era un miércoles (mi día favorito) y caía 5, tu número favorito, tu número de la suerte. Yo creí que estabas Loco,cuando me hiciste elegir entre El marinero y el capitán. Y aunque pensaste que estabas en un barco donde manda marinero. Elegí quedarme contigo: El primer comandante de mi parte de adelante.

Así empezó una historia para no olvidar. Conocí el amor, ese amor adolescente que, como ya es evidente, marcó muchas cosas en mi vida. Contigo aprendí que existían nuevas y mejores emociones, a conocer un mundo nuevo de ilusiones, conocí la convivencia, los momentos felices, las peleas, las reconciliaciones, la paciencia; y aunque te dije que por ti no iba a cambiar, que iba a seguir siendo igual, dos años después ya tomabas todas las decisiones.

Palabras más, palabras menos esos tres años y medio juntos me dejaron muchos detalles: un gráfico de vidas paralelas, decenas de tarjetas de cumple-semanas (la 5, la 25, la 55), un besopopótamo, mi primera investigación de mercados de un servicio que nos sería luego de mucha utilidad ;), mis primeros “te amo”, la caminata de una avenida completa y un contrato implícito. Muchos sueños que construimos y que ahora forman parte de uno de los recuerdos que más atesoro en la tierra.

Pero no todo fue un lecho de rosas. Recuerdo que me convertía en una Penélope de domingos, feriados y fiestas de guardar. Y tuve que compartirte con Maradona, el River, el Racing; pero a cambio aprendí, como en mis mejores épocas escolares, todas las camisetas que aparecían en aquel Francia 98. Ahora tengo más claro que el amor de tu vida es la estrella celeste y en virtud de la ocasión hoy mi corazón se pondrá la camiseta.

Tú también pusiste mucho de tu parte. Aún recuerdo aquella película cursilona de un tipo gritando desde el extremo de un barco “quién es el más huevón” que vimos en aquel cine de una sola sala que ahora tiene más de cuatro pisos y aún no consigue la mirada del angel, que casi vigiló toda nuestra historia. Además, aceptaste entrar en una familia acostumbrada a la comida china con la que al principio tenías recelo y que luego te adoptó como su hijo predilecto.

En algún momento protagonizamos tal vez una dulce condena, entonces me convertí en tu enfermedad. Luego, cuando te fuiste quedé flaca y empecé una serie de crímenes perfectos. Además te debo una disculpa, por diez canciones que, tonta yo, no entendí en su momento. Y por todo lo demás también.

No eres, ni serás el novio del olvido por más que esta alta suciedad crea que no podemos ser amigos de verdad.

En resumen, estoy tratando de decirte que aunque nos seguimos debiendo todavía una canción de amor (y que no se ofendan los bee gees), a falta de una las tenemos todas.

Te quiero igual, pero diferente.

Tu nena linda :)

P.D.: El post de hoy pretendió ser un comercial pero en realidad cuenta con todo el material para ser un documental. Hoy todas mis “historias” le ceden el paso a la más importante de mi primer cuarto de siglo.


7 comentarios:

Chalo dijo...

Asu!

Dificilmente las canciones de Calamaron habrán tenido un mejor uso. Creo que, luego de leer esto, Calamaro lloraría de la emoción. Y algo me dice que no sería el único.

Analía dijo...

te quedó más cuchi!!!!

calamaro rules!!!
por cierto ya em bajé su último disco.

ay, yo también tendré q escribir una así

Imberbe_Muchacho dijo...

y luego se dieron LA MIRADA DEL ADIOS

Catársis dijo...

Chalo: pues si, EL tb se emocionó hasta las lágrimas.

Analía: Exacto! Calamaro Rulz!!!

Imberbe: En realidad no, por eso no la incluí. Espero ser su amiga hasta viejitos :)

Gracias por los comments. Aunque ninguno me deseó Feliz Aniversario, ja!

Raulín Raulón... dijo...

Feliz...¿cumpleaños? Y que el resto de año abra hacia más de todo...

Calamaro es lo máximo, sobre todo en la vida real...

Catársis dijo...

Gracias Raúl. No se podía esperar menos de usted.

girasolesyculebras dijo...

Hermoso regalo para el dueño de tantas canciones en tu vida.